En esta instantanea se puede disfrutar de cerca de este bello fronton de la fachada principal de la Grand Central Terminal de Nueva York. Un edificio que sin duda debe ser visita obligada si se viene a Nueva York.

 

 

Aires imperiales para este edificio de comienzos de siglo XX, nacido en plena ebullicion neoyorkina.