Justo hace dos meses y medio estrenamos dígitos, 2010, bonito número lleno de buenos propósitos e ilusiones. Metas cumplidas y otras en camino de cumplirse hacen que la suma que llevamos de este año y sobretodo del anterior un saldo más que positivo. Sinceramente os deseo a todos los que me seguís exactamente lo mismo, como mínimo.

Y la primavera por fin comienza a asomar en las calles neoyorquinas, dejando atrás lo que ha sido considerado como uno de los inviernos más duros jamás recordados, llegará el año que viene y quizás oigamos eso mismo de nuevo, lo sé. El caso es que si estás pensando en visitar la Gran Manzana, ahora comienza la época buena. Esa es una de las preguntas del millón en esos e-mails que me mandáis y aquí admito publicamente: soy extremadamente vago para contestar, NO TENGO PERDÓN DE DIOS!! LO SIENTO!!

El tiempo en Nueva York es una auténtica lotería, podeis toparos con un mismo día en el que tengáis las 4 estaciones juntas, todo cuestión de suerte. Personalmente y por experiencia personal, recomiendo dos intervalos, que son de marzo a junio y de septiembre hasta mitad de noviembre. Tendréis la mejor temperatura, o la mayor probabilidad de tener la mejor temperatura😉 además de días soleados, aunque lo de la lluvia es otro cantar. Sinceramente los dos meses que no recomiendo bajo ningún concepto visitar Nueva York son los meses de enero y julio. Frio y calor extremo como en vuestras peores pesadillas. Solo volad esos meses si os ha tocado el viaje en una tómbola, se os ha muerto alguien en la city o algo similar, y si no me creéis, probadlo!😛

A todos los que voleis próximamente os deseo un feliz viaje, quizás nos crucemos en el aire o en la próxima feria de turismo de Chicago el próximo 29 de Marzo.

Sed felices pequeños/as newyokers!😉