Nueva York es una ciudad de esquinas, rincones y sobretodo sitios únicos en el mundo. Esos rincones que hace que plantees muchas cosas, que te invitan a meditar, a volar la imaginación, y uno de ellos a mi entender es Bethesda Terrace, en pleno corazón de Central Park.

Bethesda Terrace se encuentra al final del Mall, en la mitad sur de Central Park, aunque tambien se puede acceder a través de la calle 72, desde el West o el East side. Considerado como el corazón de central Park, esta pequeña plazuela/galería se encuentra rematada con una fuente diseñada por Emma Stebbins en 1873, coronada por el Angel of Waters con una perfecta armonia en el entorno donde brilla el arte románico, gótico y renacentista.

Como anécdota, la alegoría del Angel of Waters va relacionado con el capítulo 5 de la Biblia, versículo 1 – 18 de San Juan que trata sobre el Paralítico de Bethesda. pero ¿qué relación tiene esto con Central Park? Basicamente se usó esta escultura para conmemorar la llegada de agua de gran pureza a Nueva York a través del acueducto de Croton finalizado en 1842.

Os dejo algunas fotos que he encontrado por flickr, aunque seguro que a mas de uno/a os suena de haberlo visto en más de una película ;-) Si visitáis Nueva York no dejéis escapar este rincón neoyorquino por excelencia. A disfrutar!

About these ads