Lo leo en La Vanguardia via Diario del Viajero y no doy crédito, en Nueva York el 10% de las personas que se suicidan son turistas extranjeros que van expresamente a eso, a suicidarse!

Es curioso como la puerta de entrada al gran sueño americano, ese que tan renombrado, se convierta en el fin de una vida, en ese boton OFF de la tele cuando todo se termina y se apaga. No se si será por la grandiosidad de la ciudad, su inmensidad, su altura, pero es una noticia que me ha chocado bastante.

Los lugares favoritos son casi todos en Midtown, cerca del Empire State Building y Times Square, curisamente la gente de la Vanguardia lo vende como que es la zona mas monumental e inspiradora pero no se da cuenta que es básicamente donde se concentra el grueso de hoteles de Manhattan.

Quizás estamos a las puertas de un nuevo tipo de turismo, el sol y playa estaba ya agotado, pero llegar al extremo del turismo del suicidio…

Anuncios